Cartoons Warner Bros.

 

 

     
 

Los cartoons de la Warner Bros.:
Los inicios: Igual que muchos de los estudios de animación de Hollywood, el de la Warner Brothers tuvo su origen en el trabajo de Walt Disney. El pequeño taller que sería más tarde una de las más afamadas fábricas de cartoons de la industria del cine y de la televisión fue fundado en 1929 por Hugh Harman y Rudolph Ising, amigos de Disney desde sus primeros años en Kansas City. Los tres trabajaban en el pequeño estudio que Disney había creado allí y en 1922 se encontraban trabajando en una de sus aventuras independientes, la producción de cortos animados para una sala de exhibición local. Los cartoons, llamados Laugh-o-Grams, eran extemadamente primitivos, y narraban historias de corte clásico como Caperucita Roja o Jack y las habichuelas mágicas.

Cuando acabaron la serie, en 1923, Disney se trasladó a Los Angeles y persuadió a Harman e Ising en junio de 1925 para que trabajaran de nuevo con él. Tras realizar juntos Alice in Cartoonland y Oswald, the Lucky Rabbit, series que gozaron de un gran éxito popular, la sociedad se disuelve en 1928 y el tándem Harman-Ising une sus fuerzas con las de George y Margaret Winkler, que habían financiado la serie de cortos del Conejo Oswald. Pero un año después de empezar a trabajar con la pareja, la Universal Pictures propietaria del personaje Oswald, rompe sus relaciones con los Winkler y Harman e Ising vuelven a encontrarse sin empleo. En 1929 se establecen como productores independientes y ultiman un corto de tres minutos con un nuevo personaje llamado Bosko, the Talking Kid, que comienzan a mostrar a todos los exhibidores.

Al mismo tiempo, traban amistad con Leon Schlesinger, el líder de la Pacific Art and Title, una empresa puntera en creaciòn de títulos de crédito para la industria del cine. Schlesinger, gran amigo de Jack Warner, el magnate de la Warner Brothers, uno de los estudios más poderosos de Hollywood, convenció a éste de embarcarse en la producción de películas animadas, y el primer paso fue distribuir bajo el sello Warner los cortos de Bosko realizados por Harman e Ising. Schlesinger firma contrato con ambos en enero de 1930. La primera serie realizada para los estudios fueron los Looney Tunes, inaugurada con el corto Sinkin'in the Bathtub, estrenado en Nueva York el 6 de mayo de 1930. Más tarde llegó la segunda serie, las Merrie Melodies, estrenadas en agosto de 1931.

Fritz Freleng -que en la década de los sesenta sería el creador de la Pantera Rosa- debuta en la dirección de cortos en 1934, el mismo año en que se estrena la primera Merrie Melodie completamente en color. Durante la década de los 30, se incorporan al estudio los que serían sus máximos exponentes: Tex Avery en 1935, Frank Tashlin, Carl Stralling y Mel Blanc en 1936, y Chuck Jones en 1938. El primero de los personajes que marcaría estilo en la producción de los dibujos animados de la Warner Bros., fue Porky Pig, definido completamente en 1935. En 1937, y en uno de los cortos de Porky, aparecía un nuevo carácter, Daffy Duck, que con el tiempo llegaría a hacerle sombra a la estrella por antonomasia de las producciones de la Warner, Bugs Bunny, el conejo de la suerte.

Daffy interpretó algunas de las parodias que sobre películas reales realizaron los cartoonists de la Warner Bros., como The Scarlet Pumpemickel (1950), Duck Dodgers in the 24 1/2th Century (1953), o Robin Hood Daffy (1958). Tweety y Sylvester debutaron respectivamente en 1942 y 1945, pero fue en 1947, con Tweetie Pie, donde comenzaron a aparecer juntos y adquirieron una gran popularidad. Elmer Fudd apareció en 1940 con Elmer's Candid Camera, el mismo año en que nació Bugs Bunny en A Wild Hare. Este carácter se convertiría en el más universal de los conejos de la historia, y llegaría a ganar un Oscar de la Academia de Hollywood en el corto de 1958 Knight Knight Bugs, dirigido por Fritz Freleng. Tal honor había ya sido merecido en 1955 por Speedy Gonzales (que debutó en 1953), y por Tweety y Sylvester en 1947 por Tweetie Pie.

En 1945 se incorporan al elenco Pepé Le Pew y Yosemite Sam, mientras que Foghom Leghom [el gallo Claudio] lo hace en 1946. El Coyote y el Correcaminos debutan en 1949 con Fast and Furry-ous, y pronto sus correrías por el desierto se convierten en un notable éxito. Junto a todas estas Stars de la marca, deben mencionarse algunos de los más conocidos segundones, como el Demonio de Tasmania, la bruja Hazel, Marvin Martian, Charlie Dog o The Three Bears. Las décadas de los cuarenta y los cincuenta marcan el momento de mayor popularidad del estudio. Se introducen nuevos creadores como Robert McKimson (1944) y Arthur Davis (1945). En 1963, dada la escasez de salas de exhibición que siguieran proyectando cortos animados, el estudio se vio obligado a cerrar. (Fuente: J.C.Prats)

 

 

[ Inicio | Chabrol | Kevin Smith | Kurosawa | Godard | Jodorowski | Louis Malle | Spike Lee | Fotos ]