Winkelmann y el inicio de la arqueología:
Cuando visitamos nuestros museos y admiramos las amarillentas hojas de papiro medio destruidas y roídas por el transcurso de los siglos, fragmentos de vasos o planchas con relieves, capiteles de columnas adornados con raras figuras y signos, o jeroglíficos y textos de escritura cuneiforme, nos damos cuenta de que hay hombres que saben leer estos signos igual que nosotros leemos un periódico o un libro. Pero ¿valoramos acaso la riqueza de ingenio que hubo que emplear para desentrañar el misterio de tales escrituras y descifrarlas en estos idiomas que ya no escribía ni hablaba nadie en la época en que la Europa Septentrional aún era un país bárbaro?

Asiria Estela Pareja etrusca Olmeca

Reflexionemos: ¿cómo ha sido posible dar un sentido a tales signos muertos? Lo mismo sucede cuando, hojeando las obras de nuestros historiadores, leemos la historia de los antiguos pueblos, cuya herencia portamos en fragmentos de nuestro idioma, en muchas de nuestras costumbres, en las obras de nuestra cultura y en nuestra sangre común, aunque su vida haya transcurrido en regiones remotas, y esté sumida en la noche más oscura. Y sin embargo leemos las historia, no leyendas, ni cuentos, sino cifras y fechas; nos enteramos de los nombres de sus reyes, sabemos cómo vivían en la paz y en la guerra, cómo eran sus casas y sus templos; tenemos noticia de su encumbramiento y su decadencia, de sus años, meses y días, a pesar de que ello sucediera cuando nuestro calendario aún no existía. ¿De dónde se han sacado tales conocimientos, la exactitud y la seguridad de estos datos históricos? (Ceram)

Hammurabi Zigurat Esfinge y P.de Khufu Tutankamon

Una obra de influencia decisiva para la arqueología fue la Historia del Arte en la Antigüedad, de Winkelmann. En ella enuncia con ingenio conocimientos básicos y describe la evolucion del arte antiguo. En su obra posterior Monumento antichi inediti (1767) proporciona un sistema de recursos científicos que se convierte en pauta para la interpretación y explicación de las esculturas. Liberaba el método de los prejuicios filológicos apartándose de la tutela de los antiguos historiadores con aura canónica. Mientras ocupaba el cargo de Inspector-Jefe de todas las antigüedades de Roma y sus alrededores visitó Pompeya y Herculano. Se enfrentó abruptamente con los usos de los expertos en arte de su época. A pesar de que abrió un camino muy fecundo, muchas de sus afirmaciones eran erróneas debido a su visión idealizada de la Antigüedad y al escaso número de obras disponibles para su estudio. Antes de la ordenación sistemática de los hallazgos en los museos arqueológicos las obras estaban muy dispersas en manos privadas o incluso fragmentadas.

Calendario azteca León Pirámide maya Darío - Persia

Los escritos que conservamos de Heródoto son una fuente fundamental de referencias a obras de arte, fechas y creadores. La importancia del hallazgo de un objeto arqueológico muchas veces no está ligada a su belleza o espectacularidad.