Yacimientos y restos:
En Orange, al nordeste de la Provenza, residencia de los condes de Orange, título otorgado por Carlomagno en el siglo VIII, se conserva magníficamente un teatro y un arco de triunfo. Su teatro, construido en el siglo I en la base de una colina al sur de la antigua ciudad, es el mejor conservado de Europa. La gran pared de su escenario, de 36 metros de altura, es una de las tres únicas que se conservan. El arco de triunfo se emplazó sobre la Via Agrippa, que unía Arles con Lyon. Sus fachadas conmemoran las victorias de la Segunda Legión sobre los galos.

Orange. Arco de Triunfo Pont du Gard. Acueducto cerca de Nimes, Orange, Arlés y Avignon Arles. Arenes. Interior Arles. Arenes. Arcos de la fachada.

En Arlés, a orillas del Ródano, al norte de la Camarga se conserva un anfiteatro y un teatro. Julio César conquistó Marsella en el siglo I a.C. Rápidamente se convirtió en un próspero centro comercial y una de las principales ciudades de la región. Aprovechaba la importante vía de comunicación que proporcionaba el río. El teatro podía albergar a 20.000 espectadores y actualmente es sede de conciertos. El anfiteatro, Les Arènes, tiene capacidad para 12.000 espectadores y acoge corridas de toros en verano. El Pont du Gard formaba parte de un acueducto que recorría 50 km y abastecía a la ciudad de Nemausus (Nimes). Fue construido en el siglo I por Marco Vipsanio Agripa, yerno de Augusto. Cumplía la doble función de conducción de agua y paso de carretas por el río Gard. En su nivel superior mide 275 metros de largo. Entre 800 y 1.000 trabajadores lo levantaron en tres años. Nimes posee numerosos restos bien conservados. Del siglo I datan el anfiteatro (Arena), el templo que alberga la Maison Carée. En sus alrededores está la torre Magna (s.I a.C.).

Orange. Teatro Mérida. Teatro. Acueducto de Los Milagros. Emérita Augusta Mérida. Teatro. Estatua.

Emérita Augusta (Mérida), capital de la provincia de Lusitania desde el 27 a.C., posee numerosos monumentos bien conservados: Teatro (16 a.C.), anfiteatro (8 a.C.), circo, acueductos, puentes, termas y templos. El circo podía albergar a 30.000 espectadores y el anfiteatro 15.000. El frente de escena de su famoso teatro se debe a una remodelación en la época de Trajano. La inmoralidad que el cristianismo atribuyó al teatro hizo que se cubriese de tierra durante mucho tiempo. Materiales del acueducto Rabo de Buey-San Lázaro fueron utilizados en otro acueducto del siglo XVI y sólo se conservan tres pilares con sus arcos. Se conserva gran parte del impresionante acueducto de Los Milagros, que salva el río Albarregas con 830 metros de arquerías en una conducción de 12 km desde el embalse de Prosepina. En su parte más alta alcanza los 25 metros. Sus pilares alternan el granito con el ladrillo y su núcleo central está compuesto de cemento, procedimiento que proporcionó a los monumentos romanos solidez y durabilidad.

Teatro de Mérida Teatro de Sagunto Acueducto de Segovia Arco de Medinaceli (Soria). Siglo I. Altura: 8,5m. Luz: 5m

El acueducto de Segovia fue construido en la segunda mitad del siglo I, en tiempos de Vespasiano y Nerva. Tiene 162 arcos y alcanza una altura máxima de 28 metros. Los arcos del piso superior tienen una luz de 5,10 metros. En tiempos recientes la contaminación ha causado un rápido deterioro del granito. Los musulmanes destruyeron una parte, que fue reconstruida en tiempos de los Reyes Católicos. El arco de Bará (Tarragona), sobre la Vía Augusta, fue erigido en el año 13 a.C. durante el reinado de Augusto, según instrucciones de Lucio Linicio Sura. La torre de Hércules, el faro más antiguo del mundo, fue construida inicialmente por Gaio Sevio Lupo y estuvo en funcionamiento durante 1.900 años. Aparece en muchos manuscritos medievales, como el Mappa Mundi Hereford del año 1285. El arquitecto naval Eustaquio Giannini la remozó en 1785. Fue erigida de nuevo en 1847. Tiene 49 metros de altura y 247 escalones. En Jaca, la capital inicial del Reino de Aragón, los romanos establecieron un centro para controlar las comunicaciones entre el paso pirenaico de Summus Portus (Somport) y Zaragoza.

Teatro de Cartagena Arco de Bará.Tarragona. Torre de Hércules. La Coruña, Puente de Alcántara

El teatro de Cartagena fue construido entre los años 5 y 1 a.C. en tiempos de Augusto. Tiene capacidad para 6.000 espectadores y estuvo en uso hasta el siglo III. No fue descubierto hasta 1988. Descansa en la colina de la concepción sobre roca cortada. Los cuerpos laterales se apoyaban en galerías abovedadas. Se emplearon calizas y mármoles del Cabezo Gordo, areniscas de las canteras locales y travertino rojo de Mula. La ornamentación escultórica es de mármol pentélico (la cantera de la Acrópolis) blanco seguramente tallados en talleres imperiales en Roma. Parte de su material, que se conserva, se empleó en la construcción de un mercado tardoromano del siglo V.


El teatro de Sagunto fue edificado alrededor del 50 d.C. y reformado a mediados del s.III. No se conserva ningún elemento escultórico aunque en el s.XVIII se encontró un relieve de la Musa Melpóneme hoy perdido. Para su utilización en eventos culturales fue sometido a una restitución integral (1988) que generó una encendida polémica.

El puente de Alcántara (Cáceres) fue construido por el ingeniero Cayo Julio Lacer, en honor de Trajano, entre los años 104 y 106. Tiene seis arcos de desigual altura. En el centro se erige un templete conmemorativo con un arco de triunfo de 10 m de altura. Su nombre proviene de la época andalusí. Algunos arcos han tenido que ser reconstruidos debido a los numerosos sucesos bélicos que ha padecido. El primero fue durante el sitio de Alfonso IX a la villa musulmana (1213), el segundo durante las luchas de Castilla y Portugal (1475), el tercero durante la guerra de Sucesión (1707), el cuarto durante la Guerra de la Independencia (1809), y el quinto en un intento de tropas isabelinas de cerrar el paso a carlistas (1836).