Cuzco             

 

Cuzco:
El imperio inca fue el mayor Estado que existió en el Nuevo Mundo, así como la última de una serie de complejas sociedades andinas. Surgió en las montañas del centro sur del Perú y se extendió por las tierras altas occidentales y la costa de Sudamérica hasta acabar abarcando un territorio que iba desde la actual Colombia hasta Chile. Cuando entraron en contacto con los europeos en 1532, los incas gobernaban sobre una población de, al menos, ocho millones de habitantes desde la ciudad de Cuzco, su capital y morada ancestral de los decimoprimeros soberanos dinásticos, de quienes se dice que reinaban desde mucho antes de la llegada de los españoles. Cuzco está en el extremo norte de un valle grande y rico en tierras cultivables. La ciudad se formó entre dos pequeños ríos, cuyas riberas fueron amuralladas y canalizadas dentro y fuera de la ciudad, de modo que el agua fluía sobre losas. Numerosos puentes cruzaban los ríos y se hacían ofrendas todos los años en su confluencia. En su apogeo, la ciudad de Cuzco tuvo una población de más de 20.000 personas, a la que hay que sumar varios miles más que vivían en grandes aldeas repartidas por el valle. Pero Cuzco era algo más que simplemente la capital de la dinastía reinante y el centro político del sistema de gobierno inca. También representaba el centro espiritual y geográfico del imperio.

Tikal Tikal. Gran Plaza Tikal. Templo Calakmul


En una pequeña elevación del corazón de Cuzco, cerca de la confluencia de dos pequeños ríos canalizados, estaba el santuario más famoso del imperio inca, el Coricancha, llamado Templo del Sol por los españoles, si bien su nombre significa recinto dorado y deriva de las láninas de oro que cubrían sus paredes. Estaba construido con bloques de piedra exquisitamente tallados -por los que los incas son con razón famosos- y era el centro de los principales ritos imperiales que se organizaban en la ciudad. (Brian S.Bauer)


[ Home | Menú Principal | Indice Documentos | Venezuela 2 | Venezuela ]